ARMADOR, PATRÓN, PILOTO, TITULACIÓN Y SEGUROS

TIMON

Es frecuente la discusión en los pantalanes y en las barras de los bares, bares de navegantes por supuesto, sobre la necesidad de que quien gobierne una embarcación deba estar en posesión de la titulación adecuada, o que es suficiente con que alguno de los tripulantes a bordo la tenga.

Las compañías de seguros en sus condicionados generales y dentro de sus exclusiones incluyen cláusulas como éstas:

Los siniestros y sus consecuencias que ocurran cuando la persona que gobierne la embarcación no haya cumplido con los requisitos previstos por las leyes que regulan los títulos a exigir para el manejo de cada tipo de embarcación de recreo (ALLIANZ)

 

Cuando la persona que gobierna la embarcación carece (o tiene caducado) del título de navegación exigido por la Autoridad competente para la embarcación asegurada (GENERALI)

 Falta de documentos previstos en el Código de Comercio, en las Ordenanzas y Reglamentos de Marina o Navegación u omisiones de otras clases con contravención de las disposiciones administrativas. (MAPFRE)

Con el fin de aclarar estas dudas, en Sotomayor y Cía. hicimos una consulta a la Capitanía Marítima de Bilbao con el siguiente resultado:

“Para ser armador de una embarcación deportiva entendiéndose por tal al titular registral de la misma, no existe referencia legal alguna a que deba estar en posesión de titulación náutica alguna, por lo tanto cualquier persona puede ser titular registral de una embarcación sin titulación náutica

Cuestión diferente es que la persona que gobierne, patronee o pilote la embarcación en navegación sí deba tener la titulación náutica adecuada en vigor y portarla a bordo durante la navegación, pudiendo ser motivo de sanción, no siendo necesaria tampoco autorización expresa, dado que ésta se presume a ser que medie denuncia por sustracción.”

 

Conclusión de Sotomayor y Cía.:

Quien lleve la caña o la rueda del timón de una embarcación deportiva deberá estar en posesión de la titulación náutica adecuada en vigor para cumplir con las normas y disposiciones administrativas y para estar cubierto por el seguro; del mismo modo que un vehículo a motor exige la titulación correspondiente para poder conducirlo, y una persona sin carnet no está autorizada a conducirlo aunque lleve al lado a una persona que si lo tenga.

Modificado por última vez en Lunes, 14 Marzo 2016 09:06

1 comentario

  • publicado por Alfonso Hernández Urigüen

    Miércoles, 16 Marzo 2016 17:00

    Interesante reflexión y a tener en cuenta para muchos navegantes y regatistas que puedan pensar que por llevar a alguien titulado a bordo ya están cubiertos en caso de siniestro

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

© 2016 Sotomayor y Cía

Este sitio emplea cookies para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web se sobreentiende que aceptas el uso de cookies.